Un día cualquiera

No necesitamos grandes instalaciones, ni maquinas carísimas. Tenemos la maquina más perfecta de la creación. Huesos, nervios, cerebro y corazón, ahí está la perfección.

No necesitamos que ninguna marca nos autorice o de permiso para usarla, porque somos nuestra propia marca.
No somos espartanos, aunque corramos la spartan. Diez años antes de que estrenarán 300, nosotros ya éramos pretorianos, hace más de veinte años.
No somos buenos porque tenemos las mejores instalaciones, las mejores maquinas, o sigamos la corriente que nos imponen las modas. Somos buenos porque nos gusta entrenar con pasión y mucho corazón.
Solo Crossbox.

Rendirse no es una opción.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Esta es una tienda de demostración para realizar pruebas — no se completará ningún pedido. Descartar